Procedimientos Estéticos

Genioplastía (Mentón)

¿De qué se trata?

El perfil de la cara es una imagen que gracias a la fotografía podemos apreciar ya que en la vida diaria, no podemos admirar nuestro propio perfil. La genioplastia es la remodelación del mentón por medio de la colocación de un implante de silicón o por medio del corte de hueso para avanzar el mismo. El resultado obtenido es un balance equilibrado del perfil de la cara, disminuyendo la proporción de las mejillas o cachetes y acentuando más el ángulo cervicofacial. Es un procedimiento que se suele combinar con rinoplastia y con bichatectomía para así dar ese aspecto equilibrado de las estructuras faciales.

¿Es para mí?

Los pacientes ideales son aquellos que carecen de una definición del mentón y del surco labio mental. El análisis clínico es realizado en base ángulos y proporciones faciales para lograr colocar el mentón en una línea directa con la nariz, pasando exactamente sobre el punto de mayor proyección del labio inferior y a dos milímetros del superior. La decisión de colocar un implante que es de por vida o cortar el hueso, dependerá del caso.

¿Cómo será mi Recuperación?

La recuperación de la colocación de un implante de mentón es bastante rápida. Con una pequeña herida submentoniana, se coloca el implante en un plano pegado al hueso y la inflamación subsecuente es leve y suele resolver en una a dos semanas, sin dolor alguno. En el caso de una osteotomía deslizante, o corte del hueso para avanzarlo, la recuperación es un poco mayor, haciendo una herida interna y colocando material de amarre para el hueso.

Ejemplo

Antes
Despúes