Procedimientos no Quirúrgicos

Toxina Botulínica

¿De qué se trata?

Botox es tan solo una de las múltiples marcas comerciales de la toxina botulínica, la cual es un paralizante selectivo de la musculatura para borrar por completo pero de forma temporal las arrugas ocasionadas por músculos faciales.

Los sitios en donde se puede aplicar es: entrecejo, patas de gallo, arrugas verticales y horizontales de la frente y bandas en el cuello.

¿Es para mí?

Pacientes que no desean someterse a  un procedimiento quirúrgico o por falta de tiempo para su recuperación, pero también aquellas pacientes que desde edades tempranas prevén el daño cutáneo que ocasiona la constante formación de las arrugas.

Procedimiento

La aplicación generalmente dura menos de 10 minutos, utilizando jeringas muy pequeñas para aplicar el producto en músculos específicos.

¿Cómo será mi Recuperación?

Los resultados se evidencian a partir de una semana después de la aplicación y tienen una duración de hasta seise meses, tiempo en que si la paciente así lo desea, se repite el procedimiento. No requiere tiempo de recuperación. No existe evidencia de que se aplicó el producto incluso el mismo día de la aplicación por lo que no interfiere con sus actividades.

Ejemplo

Antes
Despúes